Buscar
  • macarenaheranz

LACTANCIA MATERNA Y CARIES DE LA PRIMERA INFANCIA

Actualizado: may 8


La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.


La leche materna, tiene lactosa, esencial para el desarrollo del bebé. La lactosa de la leche materna aporta el 40% de las calorías totales, el segundo lugar lo ocupan las grasas y en menor número, las proteínas. La lactosa es un disacárido (hidrato de carbono) que cuando llega al intestino del bebé se transforma en dos azúcares: glucosa y galactosa.


La OMS, en 2017 (1) publicó una revisión sistemática y un meta análisis, que demostraban que el riesgo de caries en bebés mayores de 12 meses con lactancia materna a demanda era significativamente mayor que en los bebés que dejaban de amamantar antes del año. Dentro del grupo de los niños que seguían con lactancia materna, los que seguían con tomas nocturna, tenían frecuentemente un riesgo aún mayor (2). Las conclusiones eran que si la lactancia es nocturna y prolongada, puede incrementar el riesgo de caries, pero no se habla de otros factores como el tipo y frecuencia de la alimentación complementaria del niño o de la higiene oral realizada, si la había.


Los beneficios de una lactancia a largo plazo, son muchos, por eso, por todos esos beneficios, no debemos pensar que la lactancia sea la única causa de esas caries. La caries es una enfermedad azúcar dependiente. Hay que investigar el resto de factores de riesgo, como los azúcares de la alimentación complementaria y en que no se está realizando la higiene adecuada en casa. En otros estudios, se ha demostrado que la lactancia prolongada es un factor protector (2).


Entonces ¿puede la lactancia materna aumentar al riesgo de caries?


Está claro que sin dientes, no se puede tener enfermedad de caries. Por lo que en bebés sin dientes o menores de 6 meses (en general), las antiguas recomendaciones de pasar una gasa húmeda por las encías después de cada toma, no sirven para prevención, es mas se aconseja no hacerlo.


Las gasas o los cepillos de silicona, pueden ser útiles para ir acostumbrando al bebé a que se deje manipular la boca y lo tome como una parte mas de la rutina de higiene diaria, antes de que le salgan los dientes.


La realidad es que a partir de los 6 meses, se empieza con la alimentación complementaria, y los bebés introducen otros hidratos de carbono en su cavidad oral. El riesgo de caries aumenta si no se toman medidas de higiene, no tiene exposición al flúor o en su dieta se introducen alimentos complementarios azucarados (no chucherías, no; galletas, cereales, papillas, leches de crecimiento, pan etc... casi cualquier hidrato de carbono).


El caso puede agravarse si el niño tiene defectos de la estructura del diente, que no se han detectado a tiempo o si hay mucho riesgo familiar de caries (más por tema ambiental que genético).

¿Cuando debo iniciar la Higiene Bucal de mi bebé?

Hay que cepillar con cepillo y pasta de dientes desde que sale el primer diente. Antes de eso, podemos ir acostumbrándonos a la rutina de manipular la boca del bebé a la hora del baño, para que se acostumbre y lo tome como una parte mas de la rutina de higiene diaria.


Cuanto mas pequeños es el niño, mas fácil es el manejo de los padres a la hora de realizar el cepillado. Si queremos comenzar a los 6, 12, 20 meses, nos va a costar mucho mas, es muy probable que el niño no tenga la menor intención de aceptar por las buenas algo nuevo, no está acostumbrado a que nadie le toque sus encías y va a intentar librarse a toda costa.


Las medidas preventivas clave son:

1. Cepillar los dientes 2 veces al día con una pasta fluorada de por los memos 1000 ppm de ión flúor. SI el cepillado se realiza de forma eficiente, eliminando todos los restos de placa bacteriana, es decir, todos los restos de alimentos que se quedan pegados al diente y tienen la capacidad de producir lesiones de caries, no sería necesario reducir las tomas.


2.La higiene que no se nos puede olvidad, es la de antes de dormir. Es la mas importante. Y si la frecuencia de ingesta/lactancia es muy alta a lo largo de las 24h del día, puede ser necesarios aumentar el número de cepillados diarios y la concentración de la pasta de flúor.


2. Debemos saber que los dientes necesitan un tiempo de recuperación para recuperarse de los ataques ácidos ácidos que se producen con cada ingesta de alimentos. El riesgo de caries aumenta mucho en niños que comen constantemente, que llevan una tortita de maíz o una galleta durante toda la tarde en la mano de la que comen poco a poco. Muchas veces, ese niño a parte está con lactancia a demanda o nocturna, pero no estamos analizando que el verdadero problema es la galleta que le dura 1h. Y luego otra, etc....


3. La cantidad de pasta se adaptará a la edad del bebe, el riesgo de caries individual y el número de dientes que hayan erupcionado.


4. Es aconsejable retrasar el máximo la introducción del azúcares en la dieta, a ser posible para después de los 2 años de edad. Para mas información sobre azúcares ocultos en la dieta recomiendo la web www.sinazucar.org .


5. La Asociación Americana de Odontología Pediátrica y la Sociedad Española de Odontopediatría, recomiendan llevar al bebé al Odontopediatra en torno al primer año del vida, para que los padres reciban información sobre las medidas adecuadas que puedan evitar la aparición de lesiones caries y otras enfermedades orales.

Esperamos que estos consejos os sirvan. Nos encanta que vengan papás que se han informado previamente con ganas de seguir trabajando por el objetivo cero caries.



BIBLIOGRAFÍA:


1.https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/255627/WHO-NMH-PND-17.1-eng.pdf;jsessionid=5C6A1F3572C98397F30FF8B46A87D023?sequence=1


2. Tham R, Bowatte G, Dharmage SC, Tan DJ, Lau MX, Dai X, et al. Breastfeeding and the risk of dental caries: a systematic review and meta-analysis.

#lactanciamaterna #Cariesniños #prevención #MenosCaries #DentistaInfantil #CeroCaries #HigieneOral #Odontopediatría #Guadalajara #DentistaNiños

257 vistas

© 2016 | Macarena Heranz Ortodoncia. Pº Dr. Fernández Iparraguirre, 11 Bajo Ext. Izq.19001 Guadalajara  

Tels. 949 69 00 96 - 684 45 02 02. email: info@ortodonciadoctoraheranz.com

Número de Registro Sanitario: 1906918. Consejería de Sanidad de Castilla- La Mancha