Consejos para conseguir que tus hijos se diviertan lavándose los dientes


Adquirir buenos hábitos de higiene dental en la infancia evitará que tus hijos desarrollen problemas bucodentales en el futuro. Es importante que esta rutina sea en un momento en que los pequeños puedan disfrutar ¡Su sonrisa te lo agradecerá!

Si te has encargado de su higiene dental desde antes de que saliera el primer diente, lo has hecho genial, pero, a partir de los 2 años, es importante que tus hijos se conviertan en protagonistas del cepillado dental.

Es la mejor forma de asegurarte de que incorporan el hábito en su día a día. Pero tu papel seguirá siendo fundamental. Deberás acompañarles, supervisarles y motivarles para que no descuiden su rutina dental diaria. Lavarse los dientes puede resultar aburrido para muchos niños y es trabajo de los papis convertirlo en un momento agradable y divertido, para lograr crear un hábito a largo plazo.

Consejos para que lavarse los dientes sea divertido

  • Elige el cepillo correcto: la destreza de un niño de 3 años no es la misma que la de uno de 6. Por eso existen cepillos que se adaptan específicamente a las necesidades de cada uno. Que la forma del mango les resulte cómoda de coger o que los filamentos no les hagan daño cuando ejerzan presión durante el cepillado hará que su experiencia sea mucho más agradable y les apetezca más repetirla. Por supuesto, los colores y dibujos del cepillo también jugarán un papel importante así que anímales a que elijan ellos mismos su cepillo preferido.

  • Escoge una pasta que les guste: es fundamental que el sabor les resulte agradable porque si no no querrá lavarse los dientes con él. Tiene que gustarle y tener los componentes necesarios adaptados a su riesgo de caries personal y familiar, y a la edad de tu hijo.

  • Acompáñales siempre durante el cepillado como mínimo, hasta los 6-7 años, y supervisa su técnica. Al principio, les resultará mucho más fácil lavarse los dientes con movimientos horizontales. Después, puedes enseñarles a combinarlos con movimientos verticales y, a medida que adquieran destreza, introducir movimientos rotativos. Sobre los 8 años llegará el momento de introducir la técnica del barrido. Al principio, quizás les cueste un poco hacerlo bien, pero con constancia y paciencia lo conseguirán. Mientras tanto, no dejes de reconocerles sus avances y felicitarles por sus logros.

  • Guíales con el tiempo empleando una canción: dos minutos es el tiempo mínimo recomendado de duración de un cepillado. Una auténtica eternidad para algunos niños. Una buena manera de hacerlo más llevadero es poniéndoles una canción que dure ese tiempo: hará que el momento sea divertido y les ayudará a establecer un vínculo positivo con el hábito de cepillarse los dientes.

  • Lávate los dientes con ellos: dos veces al día, por la mañana y por la noche, utiliza este momento para compartir con tus hijos dos minutos de diversión y buenas costumbres. No hay mejor manera de transmitir la importancia de un hábito que hacerlo mediante el ejemplo y, si te lavas los dientes con ellos, tus hijos esperarán con ganas el momento.

Si tiene alguna duda, no dudes en poner en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte: https://www.ortodonciaheranz.com






Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2016 | Macarena Heranz Ortodoncia. Pº Dr. Fernández Iparraguirre, 11 Bajo Ext. Izq.19001 Guadalajara  

Tels. 949 69 00 96 - 684 45 02 02. email: info@ortodonciadoctoraheranz.com

Número de Registro Sanitario: 1906918. Consejería de Sanidad de Castilla- La Mancha