© 2016 | Macarena Heranz Ortodoncia. Pº Dr. Fernández Iparraguirre, 11 Bajo Ext. Izq.19001 Guadalajara  

Tels. 949 69 00 96 - 684 45 02 02. email: info@ortodonciadoctoraheranz.com

Número de Registro Sanitario: 1906918. Consejería de Sanidad de Castilla- La Mancha

LACTANCIA MATERNA Y CARIES DE LA PRIMERA INFANCIA

March 5, 2017

 La leche materna es el mejor alimento para la mayoría de los bebés. Contiene todos los nutrientes que un bebé necesita para un crecimiento y desarrollo sanos durante los seis primeros meses de vida, así como sustancias que ayudan a protegerlo contra muchas enfermedades.

 

Se debe entender que la leche materna, por el hecho de tener lactosa, puede producir caries y por eso se ven en la consulta lactantes que presentan caries a edades tempranas. A pesar de que no existe una relación directa entre la lactancia materna y la caries de la primera infancia, es una realidad clínica que niños con lactancia materna, tienen un riesgo muy alto de caries, sobre todo cuando la lactancia nocturna se ha prolongado sin restricciones y sin tomar las medidas necesarias de higiene o existen en la dieta del niño, además, alimentos complementarios azucarados sin la suficiente exposición al flúor

 

Si a parte existe una transmisión temprana de bacterias de la saliva de los padres o cuidadores (y estos tienen a su vez un riesgo alto de caries) o el niño tiene defectos del esmalte que no se detectaron a tiempo, la situación se agrava. 

 

Cuando se esté planeando un embarazo o cuando sepa que está embarazada, la mujer debería visitar a su dentista para que le realicen un examen bucal, se le indique el riesgo de enfermedad periodontal y caries, así como las medidas preventivas a seguir.

 

¿Cuando debo iniciar la Higiene Bucal de mi bebé?

 

Tan pronto como sea posible. Algunos autores lo indican a partir de los tres meses de edad, sin embargo, de manera personal, basada en mi experiencia clínica y debido a los índices cada día más elevados de caries dental en niños menores de dos años de edad, mi recomendación es iniciarlo incluso desde el mismo momento del nacimiento del bebé. Cuando antes lo tomemos como un paso mas de la rutina de higiene diaria del bebé, antes nos acostumbraremos a esta parte fundamental del día a día.

 

Cuando los niños acuden a consulta con caries y se han acostumbrado a que después de cada toma, no se realice ningún tipo de higiene, las mamás se muestran reacias, ya que su rutina es que el niño se duerma después de esta toma y no quieren que se despierte. Si nuestra rutina ha sido otra desde el principio, esto no será un problema. Al mismo tiempo, cuanto mas pequeños es el niño, mas fácil es el manejo de los padres a la hora de realizar dicha higiene. Si queremos comenzar a los 6, 12, 20 meses, nos va a costar mucho mas, es muy probable que el niño no tenga la menor intención de aceptar por las buenas algo nuevo, no está acostumbrado a que nadie le toque sus encías y va a intentar librarse a toda costa

 

Las medidas preventivas fundamentales son: 

 

Pasar una gasa húmeda por las encías después de cada toma, vigilando que no queden restos de lactosa en los pliegues entre labios, lengua, mofletes y encías, antes de la salida del primer diente.

 

Una vez erupcionado el primer diente, lo ideal sería ir diminuyendo gradualmente la lactancia materna durante las noches. Es importantísimo realizar la limpieza dental inmediatamente después de la toma con una pasta fluorada de por los memos 1000 ppm de ión flúor, e ir dejando espacio entre tomas para que los dientes tengan tiempo de recuperarse de los ataques ácidos que se producen con cada ingesta de alimentos. Se recomienda disminuir las tomas nocturnas a partir del año de edad y se desaconseja el uso de la lactancia materna como calmante.

 

Es sobre todo importante la higiene antes de dormir. La cantidad será mínima y dependerá de la edad del niño y del riesgo de caries familiar. Al llevar al bebé al Odontopediatra los padres recibirán información sobre las medidas para evitar la aparición de caries y otras enfermedades orales. 

 

Es aconsejable retrasar el máximo la introducción del azúcar en la dieta, a ser posible para después de los 2 años de edad.

 

Acudir a consulta de forma temprana facilita el diagnóstico de los problemas de estructura del esmalte.

 

Nos encanta que vengan papás que se han informado previamente sobre como disminuir los factores de riesgo y tienen ganas de seguir trabajando con el objetivo cero caries bajo nuestra supervisión!

 

 

Compartir en Facebook
Please reload

Entradas destacadas

¿Cómo puedo elegir una pasta dental adecuada para mi hijo menor de 3 años?

January 17, 2017

1/4
Please reload

Entradas recientes

November 8, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags